Vivimos en una época en la que el software evoluciona a velocidades alarmantes, por lo que algunas herramientas conocidas como Flash Player ya han pasado su fecha de expiración. Adobe ha declarado de manera oficial que dejará de trabajar en la extensión para el 2020, por eso es que nos preguntamos si realmente es conveniente seguirla usando.

Lamentablemente, la respuesta es no. A pesar de que, por varios años, esta herramienta fue la más usada por los navegadores para correr animación, juegos, diseño de sitios web e incluso plataformas como YouTube -cuyo reproductor de video la usó por mucho tiempo-, no se puede ignorar el hecho de que ya no es tan segura como antes.

Actualmente Flash tiene tantas brechas de seguridad, que es considerado como un peligro para las páginas de internet. Eso significa que usarlo para dar soporte a sus sitios puede generar que se filtren anuncios molestos, se instalen muchos tipos de malware y, en algunos casos, que entren recolectores de datos y se escondan en algún lugar de las computadoras.

Luego tenemos el tema del HTML5, que llegó para hacer a un lado a otros complementos (sobre todo a Flash) al ser más poderoso, fácil de usar por los desarrolladores y, por supuesto, más seguro. Muchos sitios populares comenzaron a usarlo desde hace años, por lo que es normal que ya nadie extrañe motores más viejos y obsoletos.

En pocas palabras, Adobe ha abandonado a su propia creación al dejar que tenga un nivel de seguridad pésimo, alejarlo completamente de los desarrolladores para su optimización y dejarlo completamente en el olvido. Ustedes mismos pueden darse cuenta de que los browsers ya no permiten la activación del Flash Player sin un consentimiento específico, por eso es que ya no es conveniente instalarlo, con excepción de situaciones “especiales”.

Sin más que decir, sólo nos queda despedirnos de la aplicación que nos ayudó a jugar, ver videos y navegar por internet por muchos años.

 

Fuente: Sopitas